Mosquitos de Invierno

 

Los personajes de poderes más increíbles ocultan un corazón animado por los sentimientos más sencillos y cálidos. Los sucesos más extraordinarios pueden hacernos reaccionar con naturalidad cotidiana.  Las biografías más retorcidas pueden tener un protagonista cercano. 

Momentos explosivos en los que el destino da un inesperado giro dramático que manda al garete los planes de toda una vida… no siempre para mal. Situaciones mágicas que se abren ante personajes atónitos que establecen una lógica en la que la cordura no tiene cabida. Momentos de lucidez en los que nada existe vetado a la belleza… hasta el último instante fatal. 

Los relatos de Mosquitos de Invierno descubrirán a los lectores todos estos misterios y muchos más

Así se define Mosquitos de Invierno en la contraportada del libro recopilatorio de mis primeros relatos publicado por Ediciones Atlantis, en diciembre de 2009.  Esta edición contiene 16 relatos, una nouvelle y un pequeño guiño destinado a los lectores de mi primera novela en forma de capítulo intermedio entre la primera parte y la segunda….

 Es un libro de ficción, en castellano, en el cual la vida, la muerte, el amor y, en general, las emociones humanas adquieren todo el protagonismo y se convierten en el hilo argumental, en el nexo, entre las diferentes historias… 

Un ejemplo, así comienza This may be your last chance, uno de los relatos incluidos en Mosquitos de Invierno:

Apagó las luces. Las apagó por un segundo, cerró sus ojos y dejó que aquello que le había iluminado durante años se fuese oscureciendo, lentamente, como un susurro que se apagaba en un triste silencio, hasta que las volvió a abrir para observar, en paz, la mirada de él.

 – ¿Y qué va a pasar ahora?

La luna les observaba, expectante, desde algún rincón más allá de lo que pudieran comprender como su mundo.

– Nada. Nada que no deba ocurrir.

– ¿Por qué ya no la escucho?

Alma decidió no responder. Conocía las palabras exactas que tenía que pronunciar, pero se sentía incapaz de permitir que sus labios las pronunciasen. Allí, a su lado, un mundo entero cedía al peso de la realidad, de aquella realidad que se obstinaba en remover su ya escasa paciencia, su aún infinita mirada azul, perdida en el silencio del horizonte.

– No olvidaré esa primera vez, aquella música rondando mi mente, esos sonidos que parecían envolverme y regalarme una paz infinita. ¿Dónde está?

Era cierto. Había desaparecido de la misma forma en que cada silencio que crecía entre ambos no era, sino, otro reflejo del fracaso que estaban aprendiendo a afrontar. Primero fueron los besos, los besos dejaron lugar a los gritos, tras los gritos llegó aquel silencio, necesario, que había ensombrecido para siempre la música que les había llegado a acompañar.

La publicación de los relatos se convierte en mi segunda obra editada, después de Los Ángeles no deberían pecar, que tendrá continuidad con una segunda parte que se publicará próximamente.

La protagonista de Los Ángeles no deberían pecar: Adriana, es la que da nombre a este blog. 

Anuncios

Un comentario en “Mosquitos de Invierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s