Finales (casi) perfectos y otras historias por contar

La hoja en blanco. No existe un reto mayor que la hoja en blanco y, al mismo tiempo, no existe una oportunidad mejor que la hoja en blanco. Todo por crear. Todo por experimentar. Infinidad de caminos por explorar y cientos de decisiones que tomar. La hoja en blanco. Phusions surgió como una hoja en blanco, como un espacio en el que todo podía ser explicado, en el que todas las voces podían encontrar un lugar, un rincón para gigantes, soñadores, iluminados, músicos, fotógrafos o poetas.

Ahora que lo pienso, Phusions nació, por decirlo así, como un Rincón de Pensar o, mejor dicho, un rincón de pensadores. Para algunos significó un exorcismo, una oportunidad para rebelarse contra un mundo que no era como ellos entendían, otros lo usaron como un espacio en el cual volcar su inspiración, su creatividad, sus pasiones, y para unos cuantos (entre los cuales me encuentro yo) fue una excusa para respirar, para expresarse, para ser auténticos. Hoy, con la  mochila de todo lo escrito, lo compartido y lo vivido, ha llegado el momento de cerrar la puerta. Ya no habrá más phusiones, pero siempre quedarán los compañeros con los cuales hemos hecho, de éste, un viaje apasionante.

Phusions se despide con 172 pensamientos compartidos. Hemos visto fantásticas fotografías, hemos escuchado música, hemos leído y escrito historias, nos hemos motivado, nos hemos animado, nos hemos ayudado en los momentos críticos, hemos construido lo suficiente como para que no quede ni rastro de esa hoja en blanco. No. Ésa ya no existe, y las que empiezan a caer sobre la mesa, son el resultado de otras decisiones que merecen ser tratadas a parte y en otros espacios. Yo sigo pensando que todas las historias merecen ser contadas, que perdemos demasiado tiempo en escuchar lo que no debemos oír e invertimos demasiado poco en esa voz interna que insiste en guiarnos, en ayudarnos a avanzar, que insiste en que ha llegado el momento de tomar esas decisiones dolorosas que muchas veces dejamos al margen de nuestras vidas. Y porque sigo pensando que todo esto es así, sé que nos volveremos a encontrar, aunque no será ni aquí, ni así. Ni mañana. Pero será.

Acabo, pero no antes sin dedicar un último recuerdo a todas las personas que me acompañaron en mi iniciativa. Gracias a todas y a todos. Gracias por aceptar mi invitación y construir un universo paralelo en el que sí podíamos decir lo que pensábamos y en el cual nada ni nadie tenían prohibido expresarse. Esta era vuestra casa y, aunque sea conceptualmente, lo seguirá siendo en algún lugar…

Yo marcho a buscar otras hojas en blanco. Sed buenos. ¡Nos vemos pronto!

Anuncios

2 comentarios en “Finales (casi) perfectos y otras historias por contar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s