La cafeína de la vida

La Chispa de la vida, vía http://es.paperblog.com/

Los que me conocen se extrañaban que, en todo el tiempo que llevo escribiendo, nunca jamás hubiera redactado un artículo sobre  Coca Cola, sobretodo teniendo en cuenta que me encontraréis muy a menudo con una lata sobre mi mesa. Pues, bien, hoy rompo esa maldición chispeante que arrastraba y dedico mi décima fusión (ni más ni menos) a esta bebida y, lo mejor de todo, lo hago sin que los señores de Coke me paguen nada. ¿Por qué? Pues porque me gusta el riesgo y por eso escribo sobre una marca (o eso, o porque estoy muy loco, que también podría ser…).

Tras esta (algo frívola, lo reconozco) introducción, explico el porqué de este artículo. Por una parte, acepto que me he dejado llevar por la nueva campaña de Coca Cola. Sí, lo de “levantarse” de la silla me ha dado un chute de energía, sobretodo porque tiene muchas más interpretaciones de las que pueda aparentar, ya no solo contra la vida sedentaria (que también), sino como una forma de hacer frente a todo lo que sucede aquí y allá. ¿Por qué no nos levantamos y empezamos a plantar cara a esta crisis que nos hace sufrir día a día? ¿Por qué no nos levantamos y apostamos por las personas que nos aportan cosas realmente interesantes en lugar de las que no tienen talento? ¿Por qué no nos levantamos y abrimos la puerta para que entren todas esas cosas buenas  que nos perdemos por no atrevernos a avanzar?

Pero hay más. La segunda parte, la segunda razón, es algo vintage. Hoy, una compañera en la sala de prensa en la cual he pasado toda la semana, ha estado tarareando durante horas la vieja tonadilla de la marca, aquel “Al Mundo Entero” que, vamos a reconocerlo, marcó a toda una generación. Y vuelvo de nuevo a decir que “”, que necesitamos esa chispa, esas ganas de buscar la felicidad, las oportunidades, la energía positiva que nos mueva y nos impulsa a descubrir lo mejor de nosotros mismos.

Por supuesto que para lograr todo eso no es necesario llenar nuestras copas con el famoso brebaje burbujeante. Pero hoy, yo, me apunto a ese plus de cafeína en la vida, esa chispa que nos recarga, que arranca el sueño de nuestros párpados y hace que estemos más despiertos y atentos a todas las oportunidades que pasan por delante nuestro. Porque, todos lo sabemos, tal vez vengan más disfrazadas que antes, pero las oportunidades siguen apareciendo.

(PD: si los señores de Coca Cola, tras este post, deciden regalarme un cargamento de bebida, no tendré ningún tipo de problema en levantarme de mi silla y dedicarles el más sonoro de los aplausos ^^ )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s